lapband experts, obesity surgery experts, weight loss experts
Atención al cliente
952 903 311
info@marbellasurgery.es
balon-intragastrico

Balón Intragástrico

¿ Qué es el Balón Intragástrico?

El Balón Intragástrico es un globo de silicona de alta resistencia que se introduce en el estómago por la boca y se rellena con 400-700 ml de líquido. Es un sistema no quirúrgico y no farmacológico que se realiza de forma ambulatoria.

¿ Cómo funciona el Balón Intragástrico?

El Balón disminuye la capacidad del estómago con lo que permite al paciente hacer una dieta sin pasar hambre. Se acompaña de un seguimiento nutricional para corregir sus hábitos y así mantener la pérdida de peso una vez que el Balón sea retirado.

¿ En quién está indicado el Balón Intragástrico?

En pacientes obesos con un Índice de masa corporal ( IMC ) superior a 30, que tengan de 15 a 20 kilos de sobrepeso.

En pacientes con sobrepeso con un IMC entre 25-30, que además tengan otros problemas causados por el sobrepeso como la diabetes o hipertensión.

En adolescentes de 13 a 18 años a los que no se puede ofrecer una cirugía definitiva para su obesidad, ya que no cuentan con la madurez física ni emocional para enfrentarse a este tipo de cirugías.

En pacientes con obesidad mórbida que rechazan la cirugía o a los que les interesa reducir su peso antes de la cirugía definitiva.

Antes de la colocación del Balón el paciente es evaluado minuciosamente por el equipo teniendo en cuenta factores médicos, nutricionales y psicológicos. Además se le realiza un preoperatorio que suele incluir análisis de sangre, electrocardiograma y radiografía de tórax.

Colocación del Balón Intragástrico

Se realiza en una sala de endoscopia y es muy simple. Suele durar unos 15-20 minutos y no requiere ingreso. No molesta porque se hace con el paciente sedado por un anestesista. El Balón deshinchado se introduce por la boca, y cuando está en el estómago, se hincha a través de un tubo que luego se retira, quedando el Balón suelto en el estómago. Todo esto se controla mediante una cámara. El paciente se puede ir a casa en 30-60 minutos tras acabar el procedimiento.

Después de poner el Balón Intragástrico

El paciente tiene la impresión de que le han dado una anestesia, porque no se acuerda de nada y nota el estómago lleno. Se suelen producir náuseas y con frecuencia vómitos. Esto se debe a que el estómago está intentando “echar” el Balón y no puede. Se dan indicaciones por escrito de la dieta que hay que seguir inmediatamente después de la colocación y un tratamiento para prevenir y tratar las náuseas. Estas molestias suelen durar 1 o 2 días. Después podrá hacer una vida completamente normal.

Seguimiento del Balón Intragástrico

El seguimiento es importantísimo para permitir la reeducación nutricional, y se hace tanto por la Enfermera de Nutrición como por el Médico Especialista.

Retirada del Balón

Se realiza a los 6 meses de forma muy parecida a la colocación. Es necesario seguir una dieta líquida durante un par de días antes de la prueba. Se introduce una cámara por la boca hasta el estómago, se desinfla el Balón y se retira una vez desinflado. Tras la retirada del Balón no hay ninguna molestia. El paciente ha perdido peso y le hemos enseñado a comer mejor y a sentirse satisfecho con su nueva forma de comer, por lo que no sentirá más hambre que cuando llevaba el Balón. Tras la retirada, el paciente es revisado durante 6 meses para reforzar las nuevas costumbres aprendidas.

Ventajas del Balón Intragástrico

El Balón es una técnica sencilla, segura, sin cirugía y sin ingreso hospitalario. A diferencia de las dietas, cuya eficacia en pacientes con IMC>30 es mínima, el Balón Intragástrico es una herramienta muy útil en este tipo de pacientes para modificar los hábitos alimentarios.

Contraindicaciones

El Balón no debe colocarse en pacientes que tienen una úlcera u otro problema que pueda causar sangrado en el estómago. Si tiene ardores puede tener una hernia de hiato, y esto también puede ser una contraindicación si la hernia es muy grande. La cirugía previa del estómago o del intestino también puede ser una contraindicación al igual que otras enfermedades que pueden producir estrecheces del intestino como la enfermedad de Crohn.

Ciertos problemas psiquiátricos pueden contraindicar la colocación del Balón.

No se recomienda tampoco el Balón durante el embarazo, pero si una paciente se quedase embarazada durante el tratamiento no habría ningún problema, pudiendo ser retirado sin dificultad.